Cómo aliviar una tortícolis de cuello

Las contracturas de los músculos superiores de la espalda son normalmente el resultado de una mala postura durante el sueño o por un movimiento en falso. Al igual que las agujetas, las tortícolis se presenta también cuando se mantiene la misma postura durante mucho tiempo. El frío, el colchón o las almohadas de mala calidad favorecen igualmente estos problemas musculares.A veces, la tortícolis se debe a un desplazamiento de las vértebras cervicales, pero este caso suele ser aislado. Por el contrario, la tortícolis puede ser el síntoma de un problema articular como la artrosis cuando se hace crónica. En este caso, conviene acudir a un médico.

 

Consejos para calmar el dolor

La tortícolis desaparece una vez que la contractura de los músculos cervicalesdisminuye, se borra completamente. Para favorecer eso, existen varios medios para calmar el dolor.Lo primero que se debe hacer como parte del tratamiento para aliviar una tortícolis es poner el cuello en reposo, y si fuera posible, llevar un collarín cervical. También conviene mantener el cuello caliente con ayuda de un fular o de un jersey de cuello vuelto.

 

Todo lo que favorece el calentamiento de la zona cervical es bueno, como una bolsa de agua caliente o un baño caliente. También se puede acompañar esto a través de un masaje para descontraer la musculatura. Se masajea la zona dolorosa si fuera necesario, y se puede bajar todo lo que se quiera a lo largo de la columna vertebral, y especialmente debajo de la hipófisis. Un masaje completo del cuerpo ayuda a optimizar la curación, sobre todo si el estrés está en el origen de la tortícolis.

 

Cuando el dolor persiste

Si el dolor de la tortícolis no se disipa después de cinco días, es posible que se trate de una inflamación. En ese caso, se pueden tomar antiinflamatorios o analgésicos, y si fuera necesario acudir a un médico para diagnosticar una eventual patología crónica o aguda.

 

También se puede recurrir a la fitoterapia tomando comprimidos de salvia o árnica. Las cataplasmas de arcilla caliente también son un buen remedio. En aromaterapia, la tortícolis se cura con aceite esencial de Ravintsara, que se debe tomar con una cucharada de miel (2 gotas de aceite esencial).

 

En resumen, cuando hablamos de un dolor muscular provocado por una mala postura, un falso movimiento, el frío o el estrés, la tortícolis resulta ser algo bastante incómodo. Con estos consejos útiles se puede llegar a solucionar el problema, o al menos, calmar bastante las molestias musculares.

 

 

 

Please reload

Destacado

Propiedades del yacón para diabéticos

1/1
Please reload

Publicaciones Recientes
Please reload

Síguenos en:
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • YouTube Long Shadow