To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

Las propiedades curativas de la pera

Las-propiedades-curativas-de-la-pera-1.jpg
La pera es una fruta que aporta muchas sustancias minerales y celulosa al organismo: pobre en calorías, en vitaminas y ácidos orgánicos, se caracteriza por tener una alta tasa de azúcares y minerales, superior al del resto de las frutas. Veamos con detalle los beneficios de una cura a base de peras.

Beneficios de la pera

La pera tiene un alto contenido en potasio y su pobreza en sodio, la pera favorece la eliminación de edemas producidos por enfermedades cardíacas y renales. El interés por esta fruta reside en su riqueza en minerales alcalinos (calcio, hierro, manganeso, cobre, etc.) y su alto contenido en pectina, conocida por su capacidad para absorber toxinas intestinales.

Por otro lado, una cura de peras es ideal en el marco de un régimen de adelgazamiento. No hay reglas generales: se pueden consumir crudas o cocidas, como si fuera una comida más. Por supuesto, lo ideal es consumir siempre las peras crudas con el fin de aprovechar al máximo todas sus virtudes. En ciertos casos se puede acompañar este alimento con un poco de pan integral o un yogur.

Hay que tener en cuenta que la pera acompaña muy bien ciertos platos a base de harina que contienen pocas sustancias minerales, como por ejemplo tartas y tortas de frutas.

El uso terapéutico de la pera

Las peras cocidas están recomendadas para combatir la inflamación del aparato digestivo y las congestiones circulatorias a nivel del abdomen. En efecto, son fáciles de digerir y no provocan hinchazón.

Por el contrario, las peras crudas son difíciles de digerir en caso de afección digestiva. También se puede usar el zumo de la pera con fines dietéticos, por ejemplo, si la consumimos en el marco de una cura a base de zumo de frutas.

Esta contradicción que existe entre las propiedades de las peras cocidas y las peras crudas se debe a las diferencias entre el contenido en sustancias activas. En conclusión, varios factores, como la composición química del suelo y de los abonos, el modo de cultivo y el clima tienen una clara influencia sobre la tasa de valor curativo y nutritivo de las frutas. Lo mismo ocurre con la tasa de agua, de proteínas y de glúcidos.

Destacado
Publicaciones Recientes
Síguenos en:
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • YouTube Long Shadow